Volvemos por primavera

Volvemos por primavera

Sé que llego tarde y que tuve esto muy abandonado. Por ello os pido perdón, mis temas médicos se alargaron y después me puse con intenciones renovadoras, lo cual ha ralentizado el proceso de volver al mundo del blog. De hecho había empezado a hacer pruebas en el servidor de un amigo hace mucho tiempo, pero la vagancia pudo conmigo y todo quedó a medias. Mi amigo, que es un ser malvado, para forzarme a volver movió mi dominio, y ahora que es público mi desastre a medio configurar no me queda otra que terminar el trabajo.

Me queda mucho por delante. Aún tengo muchas cositas que pulir, además de fotos que resubir, porque se han perdido en la migración. El proceso será lento, pero lo bueno es que ya que tengo que resubir fotos me he propuesto rehacer recetas, para sacar nuevas y mejores fotos, además de mejorar la receta. Con el paso del tiempo todos evolucionamos en la cocina y nuestras propias recetas también, poco a poco las vamos modificando y perfeccionando, muchas veces lo único que cambia es la forma de mezclar los ingredientes, otras innovas un poco más, pero si vamos a hacer las cosas, las hacemos bien. Toca revisión completa y así también os recuerdo alguna joyita que tenemos olvidada por ser una publicación antigua.

Os adelanto que próximamente tendréis por aquí republicada mi primera receta en el blog, unas sencillas galletas francesas que son ideales para el desayuno. Las he hecho dos veces la última semana, unas que se acabaron muy rápido y las otras están en una latita para ir desayunando poco a poco.

En resumen y para no robaros más tiempo:

Perdonad el teneros sin unas deliciosas recetas ni noticias sobre mi estado.

Próximamente terminaré de pulir el nuevo aspecto del blog.

Además tendréis mis antiguas recetas mejoradas, tanto con nuevas fotos como una mejora en la receta en sí, si fuese necesario.

Y por último y no menos importante, también habrá nuevas recetas. En este tiempo he hecho pruebas con repostería más “sanota” o “fit”, pero tampoco me he olvidado de mi gran amiga la mantequilla y el azúcar, así que habrá para todos los gustos.

Espero que tengáis tantas ganas de leerme como yo de continuar con mis aventuras por el mundo de la respotería.

Un beso muy dulce para todos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *